miércoles, 19 de diciembre de 2012

Revista Integración y Comercio en #ALC del @BIDnoticias

En el último decenio se verifica un significativo incremento de las exportaciones de varios países de América Latina y el Caribe, hacia destinos dentro y fuera de la región. Dicho incremento de los vínculos comerciales no ha estado acompañado, sin embargo, de un aumento proporcional en las inversiones recíprocas entre los socios comerciales. Este hecho impide aprovechar indudables ventajas, entre las que vale destacar la posibilidad de diversificar y escalar la calidad (upgrade) de los vínculos comerciales mediante la superación de las barreras al comercio impuestas por la distancia y las diferencias culturales, así como por la mayor disponibilidad de capital y conocimiento que fluye hacia los países receptores. A esto se agrega, en ellos, la creación de nuevos empleos y la mitigación de los costos sociales generados por los desajustes en los mercados de trabajo que son producto del intercambio y la integración entre socios comerciales a veces muy distintos.

También vale destacar que el incremento de los vínculos comerciales y el comportamiento de la inversión registran importantes diferencias tanto entre subregiones de América Latina y el Caribe como en relación con el resto del mundo. Desde el punto de vista de la región, estas diferencias se traducen en patrones de especialización y modalidades de inserción internacional diversos, cada uno de los cuales abre espacios reales, pero sobre todo potenciales, para la cooperación y el aprendizaje mutuo. El más dinámico en el último decenio ha sido la exportación de bienes intensivos en recursos naturales, con bajos aunque variables grados de procesamiento.

Este patrón de relacionamiento comercial esencialmente articula a varias economías suramericanas con Asia y, muy especialmente, con China. Hasta ahora, como se dijo, las inversiones recíprocas entre los socios comerciales no alcanzan magnitudes significativas. En los países suramericanos ha habido algunos intentos de compras y acuerdos de asociación entre las empresas locales que explotan dichos recursos y los socios extranjeros, así como diversas propuestas de inversiones para el mejoramiento de la infraestructura de exportación (energía, caminos, ferrovías y puertos principalmente). En los países de destino las inversiones suramericanas se han orientado a apoyar la internacionalización de algunas de sus empresas, a potenciar sus canales y redes de comercialización y a iniciar operaciones hasta ahora menores para la agregación de valor.

En este contexto, el propósito del Número 35 de la Revista Integración & Comercio es reflexionar sobre los diversos patrones de especialización y modalidades de inserción internacional de los países de América Latina y el Caribe, con un énfasis especial en los países cuyas exportaciones están basadas en recursos naturales por las razones apuntadas. La idea básica ha sido reunir un grupo de trabajos que aborden estos desarrollos recientes desde diversos niveles de análisis y enfoques.

Link: http://www.iadb.org/document.cfm?id=37314270

No hay comentarios:

Compartir en Facebook